México y el turismo sustentable.
17 abril, 2017
Calentamiento global el CO2 en aumento
1 mayo, 2017

Existen miles de bacterias, y algunos tienen capacidades que pueden beneficiar a la humanidad. La Chromabacterium violaceum es una bacteria capaz de producir una sustancia conocida como cianuro. La cual tiene la capacidad de intervenir en el proceso de separación de metales constituyentes de los componentes electrónicos.

Utilizar a esta bacteria para aprovechar algo de entre la basura electrónica, es parte de los estudios sobre los diversos comportamientos que pueden tener las bacterias que han llevado acabo los estudiantes ingenieros del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). Utilizando el tratamiento de este tipo de desechos, para extraer el oro y la plata, resulta muy caro y tóxico.

Los jóvenes ingenieros a cargo del proyecto informan que las bacterias, son modificadas genéticamente, y estas hacen más que el simple hecho de generar dicha sustancia en el proceso. Estas también consumen el cianuro, por lo que en el proceso de liberación de metales, no se preocupan tanto por el hecho de que se llegue a generar residuos tóxicos para el medio ambiente.

“El cianuro forma unos iones complejos con la plata y el oro, los cuales quedan disueltos en el medio. Entonces se pasan a una celda electroquímica y, por medio de enzimas, precipitan y se separan los metales solos”, palabras de la estudiantes de noveno semestre de Ingeniería en Biotecnología, Alejandra Vela Elizondo, quien es a su vez coordinadora del proyecto.

La primera etapa consistió en el poder contar con una muestra de cianuro que fuera producido por la bacteria para así lograr la disolución de oro y plata presente.

Es donde entro la ingeniería genética, que les permitió saber cómo hacer para que la bacteria no se viera afectada por el cianuro del medio. Informa, Elizondo, que “Le hicimos una modificación genética a la bacteria para que no le afectara el cianuro del medio, y también logramos que lo procesara y lo convirtiera en su propio alimento”.

Además, comentan que también habían trabajado con Acidithiobacillus ferrooxidans, que es el nombre de otra bacteria que tiene una capacidad de apoyar en el proceso de separación de metales. De la cual se obtuvieron resultados positivos, al separar metales como cobre, níquel y Zinc, metales que pueden ser reutilizados nuevamente para la fabricación de componentes electrónicos.

Jesus M.A
Jesus M.A
"Los sueños comienzan, creyendo en ellos" -Suzumiya Haruhi-

1 Comment

  1. Excelente redacción, buen trabajo, gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *